El arte taíno: qué es y dónde encontrarlo

Antes de tener grafiti teníamos dibujos Taínos. Estos petroglifos y pictografías están tallados o pintados en cuevas alrededor de nuestro país desde hace cientos y cientos de años. Ofrecen una ventana hacia la vida de los indigenas Taínos, quienes habitaron nuestra isla en la época precolombina.

Aunque algunos en verdad parezcan garabatos, estos gráficos cumplían un rol súper importante en su sociedad. Funcionaban como modo de comunicación y registro, y se usaban para representar dioses, animales, días de la semana y elementos de la naturaleza. 

Por más tentador que suene tomarte un beach day en tu próximo día libre, quizás quieras reconsiderarlo, y mejor irte a ver una cueva. Nuestro país está lleno de arte antiguo, y a veces no lo aprovechamos lo suficiente. Si quieres sumergirte en la cultura taína, a continuación te dejamos algunos sitios chulísimos a donde encontrarás sus dibujos.

 

Los Tres Ojos:

Un must si estás en Santo Domingo. Este parque nacional obtuvo su nombre por los tres lagos subterráneos que contiene. Tienen forma ovalada, y están techados por cuevas de piedra caliza. Las cuevas se conectan entre sí, y en la antigüedad se usaron por los Taínos como lugar de ritual o refugio.

Si miras hacia arriba y los buscas, encontrarás pinturas Taínas en las paredes. Algunas se han desgastado con el pasar de los años, pero otras parecen que las pintaron ayer. Este lugar es un package deal; una vista natural impresionante y, de ñapa, unas cuantas pictografías indigenas. 

   

Te puede interesar: El Mesón de la Cava

Las Cuevas del Pomier:

Esta reserva antropológica en San Cristobal es súper underrated como atracción turística. Se considera un monumento natural de máxima importancia, ya que contiene una gran variedad de especies endémicas, algunas en peligro de extinción.

Su sistema de 54 cuevas también fue un lugar importante para los indigenas Taínos. Sus interiores contienen cientos de pictografías y petroglifos, muchos relacionados a ritos espirituales. Hay una sala completa dedicada a su dios de la lluvia. 

   

La Cueva de las Maravillas:

Ubicada entre San Pedro de Macorís y La Romana, es un sistema de cuevas enorme que se conoce por su accesibilidad y comodidad. A través de los años la han modernizado para hacerla más fácil de visitar, y ahora cuenta con luces, rampas y hasta un ascensor. Está casi para mudarse. 

En su momento, esta cueva también fue parte de la vida diaria Taína. Sus paredes están tan ocupadas por arte como por murciélagos— y los murciélagos son muchos. No tendrás que buscar mucho para encontrar las pictografías, están en todas partes y a la altura de tus ojos.

También tienen un iguanario donde puedes ver varias especies de iguanas, por si el arte no era suficiente para convencerte a ir.  

 

 

Hay muchísimos otros sitios alrededor de la isla donde puedes ver el arte taíno. Aunque no nos demos cuenta, nuestro país esta repleto de estos gráficos ancestrales. Visitar los sitios donde se conservan no solo nos permite ver paisajes hermosos y dibujitos chulos, si no que también nos conecta a la historia y herencia de los antiguos habitantes de nuestra isla. 

No te preocupes, los murciélagos no muerden de día. 

 

No dejes de leer: Una tarde en la Zona Colonial

0