Amazónico: el restaurante favorito de los dominicanos en Madrid

Todo el dominicano que va a Madrid está buscando comer bueno. La capital española se conoce por sus opciones gastronómicas memorables y súper diferentes a lo que tenemos localmente. Entre recomendación y recomendación, algunos sitios se han vuelto emblemáticos— casi más dominicanos que españoles a pesar de estar ubicados en el país Europeo. Este es el caso de Amazónico, el restaurante más exótico del reconocido grupo Paraguas, que maneja varios restaurantes aclamados de la ciudad.

Es la oferta gastronómica que no puedes perderte en lo que estés en Madrid. Y donde, de paso, te encontrarás a todos tus compatriotas, porque todos los dominicanos, tanto los que viven allá como los que andan turisteando, están de acuerdo. 

Bienvenido a la jungla

Te sentirás en casa si eres de los que pasan mucho por la carretera de Los Haitises. Aunque entrar al restaurante eventualmente inundará tus sentidos con aromas deliciosos, excelente música y luces ambientales, por los primeros segundos solo notarás una cosa: árboles, árboles, y más árboles. 

La decoración es impresionante. Te darán la bienvenida una jirafa life-sized y un pavo real sentado en el bar. Mientras caminas por el salón, entrarás más y más a lo profundo de la selva. Entre enredaderas y lámparas colgantes verás a los chefs en la cocina ensamblando platos, o armando rollos si le cruzas por al lado al sushi bar. 

 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Amazónico (@amazonico.madrid)

Te sentarás y, ántes de que puedas barajar mucho, vendrá un camarero a ofrecerte bebidas (si tienes suerte, tendrá un acento muy similar al tuyo, y te sentirás aún más en casa). Cuando te ofrezcan tragos, di que sí. Tendrás la oportunidad de elegir de una carta de cocteles impresionante, que incluye su Amazonicolada (not your typical Piña Colada) y su Macaquinho Loco, una mezcla de pisco y jugos de frutas tropicales que viene servida en la cabeza de un mono. También ofrecen posiblemente el mejor Tinto de Verano de toda España. Que no se te ocurra irte sin probarlo. 

 

Te puede interesar: Larimar

 

A bite of the Amazon

A la hora de pedir comida quedarás abrumado con la cantidad de opciones. Los platos son un espectáculo; carnes servidas en fuego, arroces y ensaladas en platos de cristal o cemento, y tartares que balancean colores y sabores. Todo con un hint tropical, que te hará sentir un poco más cerca de tu isla de lo que realmente estás. En la barra japonesa, podrás elegir de una carta extensa de sushis y nigiris y ver cómo los preparan enfrente de ti. 

Entre sus platos más llamativos se encuentran el curry de langostinos de río al coco y su picaña al rodicio, que viene atravesada en un arpón. Si te sientes aventurero, pide sus ancas de rana con salsa de mango y habanero. 

 

 

La propuesta gastronómica de Amazónico es el wild card del Grupo Paraguas. Mantiene la misma calidad y elegancia de sus otros restaurantes, que incluyen a los igualmente reconocidos Ultramarinos Quintín y Ten con Ten. Al mismo tiempo, se atreve a ir un paso más allá de lo que se espera de la alta cocina, llevándote en un recorrido casi teatral con sus ingredientes inesperados y diseños coloridos de platos. 

Aparte, en Amazónico la noche no se acaba con la comida. Puedes bajar a su Jungle Jazz Club, donde hay sets de música en vivo todos los días. O, cruzar al local de al lado a su Destilería, donde sus increíbles cocteles brillan en un ambiente movido y acogedor a la vez.  

 

 

 

Para los dominicanos en Madrid, especialmente los que viven o estudian allá, Amazónico representa más que una excelente opción gastronómica. Es un espacio donde puedes reunirte con amigos y familiares, encontrarte con conocidos y aprovechar lo mejor de Europa sintiéndote un poco más cerca de casa.

 

No dejes de leer: Los Food Halls de Santo Domingo

 

Una tarde en la Zona Colonial

Las tardes de fin de semana son para caminar, comer bueno y ver cosas lindas. ¿El mejor sitio para hacerlo? La Zona Colonial, obviamente.

La Zona es y siempre ha sido un lugar emblemático de nuestro país. La larga historia que la precede, sus paredes de piedra y su amplia oferta cultural y gastronómica la hacen el paseo perfecto. Hay tantas cosas que hacer, que a veces es difícil saber por dónde empezar. Por eso te traemos esta guía, un step-by-step (literalmente– caminarás mucho) de la mejor manera de pasar la tarde en la Zona Colonial. 

 

Step 1: Camina 

La Zona Colonial es de las áreas más caminables de Santo Domingo, y como dicen por ahí, la mejor manera de conocer es caminando. 

Ocupadas por tienditas, barsitos, galerías de arte y museos, las calles están repletas de cosas que ver. Entre las peatonales más lindas de caminar está la calle El Conde, conocida por sus músicos callejeros. Desde ella se llega directo a la catedral, la primera de América. Empieza por ahí y déjate llevar. 

Step 2: Cómete Un Heladito 

Entre tienda, museo y caminata te alcanza el hambre y el calor. Menos mal que la Zona está llena de opciones de helado. Desde helados de vasito típicos de batata o de coco, hasta los virales helados soft-serve con conos en forma de pez, las alternativas son infinitas. Date un break y refréscate con el sabor de tu elección.  

Heladería Sweet Sensory
Heladería Sweet Sensory

Step 3. Monta Bicicleta

Luego de que estés re-energizado y con algo de azúcar en el sistema, vuelve al mambo. Ya que caminaste un rato, ahora puedes acelerar tu aventura. 

La Zona Colonial está llena de locales de alquiler de bicicletas (y de triciclos, para los más pendejos). Acércate al más cercano y dale para allá en tu nuevo medio de transporte. Si te gustan las rutas un poco más estructuradas, hay mucha disponibilidad de tours en bicicleta, en los que te explican la abundante historia detrás de la Zona mientras la atraviesas en dos ruedas (o en tres, si eres pendejo). 

Zona Bici Bike Rental & Tours
Zona Bici Bike Rental & Tours

Step 4. Cena 

Una de las cualidades más atractivas de la Zona es su variada oferta gastronómica. Desde bares de ron en rooftops hasta menús de degustación servidos por camareros disfrazados de pirata, hay opciones de sobra. 

Tras una larga caminata y una buena dósis de cultura, la hartura es merecida. Para una cena agradable y muy aesthetic, puedes sentarte en la terraza exterior de uno de los restaurantes de la Plaza de España, una amplia plaza abierta de piedra con vista al Alcázar de Colón. Muy buena comida y muy buenos vibes. 

Te puede interesar: Le Petit Cyrano

Step 5. Baila

No hay mejor manera de terminar un día de aventura y conocimiento que con buena música. Y no hay mejor música para bailar que la de Bonyé. Este es un grupo musical de bachata, son, merengue y otros ritmos tropicales, que toca todos los domingos frente a las ruinas del convento de San Francisco. Estos conciertos son tradición desde hace más de 16 años, y atraen a cientos de personas cada semana. 

Una bailadita en la calle no le cae mal a nadie. Cómprate una cerveza fría y gózatelo.

Grupo Bonyé
Grupo Bonyé
 

Luego de todas estas actividades, puedes llegar a tu casa explotado y dormir muy, muy bien. Y, buenas noticias, en la Zona hay millones de cosas más que hacer. Si te queda energía, puedes volver el día siguiente y pasarte la tarde haciendo actividades completamente diferentes. 

Si siempre habías querido pasear por la Zona Colonial pero no sabías que ruta tomar, o, si vives metido en la Zona pero siempre haces lo mismo, esta es tu señal de pasarte una tarde allá y aprovechar el área más linda de la capital. 

 

No te pierdas: Actividades pet-friendly en República Dominicana

0